A nivel popular, existe la extendida creencia de que para contratar a una empresa de reformas integrales en Alcobendas es necesario contar con una vivienda o propiedad grande. Nada más lejos de la realidad. Los pequeños rincones también se merecen ser lugares cómodos y acogedores para vivir.

Los pisos de 50 metros cuadrados se han convertido en una opción perfecta para personas que no buscan grandes espacios o que disfrutan viviendo solos. Que estas viviendas sean pequeñas no significa que tengan que ser lugares angostos y agobiantes. Aprovechar el espacio es la clave, y eso es algo que los expertos en reformas integrales de Alcobendas tienen muy claro.

Nada más entres en tu casa, es importante que tengas esa sensación de espacio. Te dará paz y a tus invitados les parecerá más grande de lo que imaginaban. Para ello, lo mejor es una entrada directa al salón. Los colores claros y la luz ayudan a crear el efecto, así como los muebles estratégicamente colocados. Y como combinación ganadora, incluye la cocina e instala una barra americana. Te servirá tanto para preparar tus menús como para crear un lugar donde charlar.

Para el baño, una bañera es una opción un tanto complicada. Opta por un plato de ducha y dale un toque diferente eligiendo un cabezal con efecto lluvia, una columna de hidromasaje o incluso una sauna. Y para el dormitorio principal, asegúrate de habilitar un espacio amplio y sencillo. Al despertarte cada mañana y subir la persiana, verás lo agradable que resulta tener un dormitorio de buen tamaño.

Deja de pensar que tu pisito no necesita cuidados y ponlo en manos de Paramentia. Nuestro equipo de profesionales cualificados se encargará de convertirlo en un hogar maravilloso en el que disfrutarás de tardes de lectura, charlas con amigos y de maravillosos periodos de descanso.